close
close

“Se inventó una fábula para sacarme de este proceso”

En su despacho, Cristina prepara su Foto Cargo de Prensa
Cristina prepara su declaración en su oficina. / Foto: prensa.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reiteró hoy que “un gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado una asociación ilícita” y valoró que los jueces y fiscales que intervienen en el proceso de obras públicas en Santa Cruz “creen que son más que nosotros y pueden juzgarlo todo.

Así quedó establecido cuando fue expuesto vía Zoom desde su despacho en el Senado de la Nación en el juicio oral y público que lo sigue por presunta dirección de obras públicas en Santa Cruz.

El expresidente señaló que los fiscales dijeron que “tres gobiernos constitucionales fueron considerados asociaciones ilícitas para adjudicar 51 contratos de obras públicas en Santa Cruz”, y sostuvo que esta afirmación “no debe tomarse en serio y raya en el ridículo”.

Fernández de Kirchner reiteró que le “negaron” el derecho a la defensa tras la declaración del fiscal Diego Luciani, destacando las palabras de uno de sus abogados, Carlos Beraldi, al considerar que “revisó toda la arbitrariedad de este juicio”. han descubierto.

El vicepresidente recordó que “jueces y fiscales jugaron fútbol en la quinta de Macri”.

VER VIDEO

en este marco Recordó que “los jueces y fiscales de este juicio jugaron fútbol en la quinta de Mauricio Macri”.consistente con su denuncia pública de persecución por partes del poder judicial en su contra.

“Voy a pedir que se extraiga evidencia de cada mentira que ha dicho la fiscalía que se va a contrastar con la evidencia que tuvo este juicio”.explicó, notando esto “Si no fuera abogado, estaría indefenso”.

“Quiero que el mundo vea cómo fue ese juicio”, continuó, condenando: “Estamos ante un caso claro de subterfugio”.

“Cuando los fiscales testifican contra las pruebas, los fiscales Mola y Luciani mintieron sobre sus cargos”, continuó. En ese sentido, declaró que la acusación del fiscal era “profundamente inconstitucional”.

durante la negociación “Decretos aprobados por el Parlamento han sido utilizados como prueba de delitos, lo que no es posible”, interrogó y comentó: “Para llevarme a este proceso, lo hicieron por mi cabello. La constitución ha sido violada. El poder judicial solo trata conmigo y eso no es bueno para el país.

Sobre el ataque que sufrió en la puerta de su casa el 1 de septiembre, dijo que los detenidos por el ataque que sufrió “no son autores intelectuales”.

En esa línea, cuestionó la vinculación del grupo con sectores de la oposición: “El abogado de quien me quiso matar es asesor de un senador” en Juntos por el Cambio, recordó, diciendo que se sentía “en eso”. un estado de impotencia”.

La expresidenta tomó la palabra luego de su abogado Carlos Belardi, quien aseveró durante su alegato que la vicepresidenta “nunca emitió una política relacionada” con los 51 contratos públicos adjudicados a empresas propiedad de Lázaro Báez en Santa Cruz, entre los que fiscales condenaron delitos en el llamado caso Vialidad.

“¿Qué se prueba en este juicio? Que Cristina Fernández de Kirchner nunca emitió directiva alguna respecto de estos casos que aquí se investigan”.dijo Beraldi en el tercer y último día de sus discursos de clausura.

El abogado ha testificado ante el Vicepresidente ante los Jueces del Tribunal Federal N° 2 en el ejercicio de su propia defensa y luego concluirá los argumentos sobre la moción formal de absolución esta tarde.

En el último tema que abordó tras tres días de alegatos, Beraldi se refirió a las denuncias de irregularidades en la ejecución y pago de obras en Santa Cruz entre 2003 y 2015 tras demostrar que no hubo delito de asociación ilícita ni estafa. .

“No hay obligación de controlar el funcionamiento de la presidencia de la nación, que “no puede ni debe tener control porque la Dirección Nacional de Carreteras es un ente autosuficiente”, observó Beraldi ante los magistrados Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu.

“Es imposible que el Presidente de la Nación tenga ningún control sobre los cientos y miles de trabajos que se están publicitando, realizando y pagando. El juicio así lo ha demostrado”.Él concluyó.

Para Belardi, el juicio prueba que la vicepresidenta nunca emitió una directiva respecto a estos casos.
Para Belardi, el juicio prueba que la vicepresidenta “nunca emitió una directiva respecto a estos casos”.

También recordó testimonios de empresarios, entre ellos el de Angelo Calcaterra, primo del expresidente Mauricio Macri, quien aseguró en la audiencia: “No tengo conocimiento de ninguna obra que comience y termine dentro del plazo establecido”.

“Quienes acudieron a la corte han negado esta acusación”agregó, cuestionando una decisión que limitaba un dictamen pericial solicitado antes del inicio del debate a 5 de las 51 obras infractoras. “El 90 por ciento del trabajo no fue revisado”él advirtió.

Por otra parte, cuestionó y expuso parte de los reportajes periodísticos que aludían a rutas inconclusas en Santa Cruz o que “no conducían a ninguna parte” con los testimonios en el juicio que lo negaron. “Ves este informe (el del programa PPT) y dices, bueno, eso es todo, pero cuando vienen los técnicos, nos dicen que todo es mentira, tuvimos que esperar seis años para que esto finalmente saliera en una prueba. , demostrando al final que todo era una falacia”.

Beraldi recordó que en los dos días anteriores se refería a la forma en que se aprobaban los presupuestos de las obras en el Congreso Nacional y que era “absoluta fantasía” por parte del fiscal decir que eran “utilizados como instrumento de una asociación ilícita actuado. Carece de seriedad”

Los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola solicitaron que el vicepresidente sea condenado a 12 años de prisión e inhabilitación absoluta.

No hay una sola evidencia seria de que se haya pagado el trabajo no realizado, dijo Belardi.
“No hay una sola evidencia seria de que el trabajo no hecho haya sido pagado”, dijo Belardi.

Beraldi reiteró que los cargos fueron “mala práctica” y “violación del derecho a la defensa” y que el caso fue “fragmentado deliberadamente en concierto para oponerse al descubrimiento de la verdad”.

“Parece como si el juicio no existiera”cuestionó la defensa en referencia al “grado de improvisación de la fiscalía”. “No hay una sola evidencia seria de que el trabajo no hecho haya sido pagado”ejemplar.

Además, también exhibió parte de los testimonios de testigos, entre ellos un exfuncionario de caminos, quien afirmó que el “verdadero daño al estado” lo causó el gobierno de Mauricio Macri, “que abandonó las obras y las dejó en un estado de la devastación que quedó”, señaló Beraldi.

Leave a Reply

Your email address will not be published.