close
close

Sanción a Llaneros por partido ante Unión Magdalena, por Gabriel Meluk – Fútbol Colombiano – Deporte

Lo más difícil de explicar es la apertura, la evidencia que todos ven pero nadie puede probar. Es la impotencia de los que saben a plena luz del día que han sido estafados, mientras que los que hacen lo incorrecto caen bajo el amparo del debido proceso y la carga de la prueba. ¡El sistema!

Es tan frustrante e indignante como la imposibilidad de encerrar al raponero que tira su celular o billetera en un potrero o debajo de un puente y cuando aparece un policía asegura que no fue él, que no fue su recién fallecido…

Ciertamente la cortísima sentencia de siete meses de suspensión que la Dimayor impuso a Manuel Esteban González Lozano, Jorge Duván Mosquera Campaña, Daniel Steven Ramírez Peña y Carlos Arturo Hincapié Jaramillo, futbolistas llaneros, por “respetar la dignidad y la decencia del deporte” había arremetió contra el bochornoso escándalo del partido ante Unión Magdalena en la última y definitiva fecha del último torneo de ascenso (B).

llaneros fc

Dimayor no pudo probar un partido

Era tan grotesco, tan crudo, tan desvergonzado y tan absolutamente obvio que algunos jugadores llaneros optaron por no resistirse. Viniendo de atrás en los últimos 120 segundos, Unión Magdalena ganó el partido 2-1, se dirigió hacia A y dejó a Fortaleza en B en solo dos minutos de vergüenza.

La Dimayor no pudo demostrar una fijación entre los equipos, una posible clasificación del resultado. A pesar de las pruebas, no pudo probar el dolo, el flagrante delito, que aún se puede ver repitiendo el video en YouTube. No tienes que asustarte para ver lo obvio.

Quizás porque el fraude no se puede probar, como decía antes, por la falta de prueba de la reina, lo más probable es que Llaneros logre librarse de la sanción y las multas económicas, aunque en estos casos el dinero siempre será pequeño.

Quizás por eso el presidente de este equipo, Juan Carlos Trujillo, con calma y desafío asegura que de ser necesario llevará el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), el gran tribunal mundial, confiado en revocar la sentencia.

Los más importantes periodistas, familiares y conocedores del tema llanero en Villavicencio aseguran que no hubo tongo, ni arreglo, ni dinero, ni fijación. Argumentan que tal vez algunos jugadores se desentendieron del juego y recurrieron a “los guayos caídos” solo para “joder” (perdón, pero joder es la palabra exacta) a Fortaleza, contra quien en duelos anteriores tuvieron fuertes enfrentamientos deportivos -y logísticos-.

Pero todos vimos lo que pasó. El mundo entero lo vio y se indignó por la desvergüenza de algunos jugadores llaneros. Así lo informó la prensa mundial en sus titulares y lo expresaron con asombro algunos de los futbolistas y exfutbolistas más importantes del país.

El fútbol en general nos tiene acostumbrados a posiciones que van en contra de la realidad y el sentido común. Pero esta vez la Dimayor mandó el mensaje correctoaunque dentro de unos meses tendré que dejar el celular y la billetera en un potrero y sin victimario cuando es muy probable que se levanten las sanciones que se han impuesto.

Pero que los llaneros no piensen que somos tan idiotas: todos vimos lo que pasó. Todos vimos lo que hicieron. ¡La evidencia debe – debe! – bastar.

Meluk le dice

Gabriel Meluk
editor de deportes
@MelukLeCuenta

más noticias deportivas

Leave a Reply

Your email address will not be published.