close
close

Salvador Mariona: “Javier todavía tiene mucho fútbol que mostrar”

La victoria 4:1 de El Salvador sobre Aruba el segundo día de Copa Mundial Sub-20 la CONCACAF celebrada en suelo hondureño sigue creando ecos en torno a sus protagonistas; Un claro ejemplo es la reacción en la familia Mariona Palacios, donde el patriarca, salvador antonio marianaexjugador de Atlante y Alianza y respetado capitán y mundialista con El Salvador en el Mundial de México 1970 y asistente técnico de Mauricio “Pipo” Rodríguez en el Mundial de España 1982, quien no oculta la felicidad que embarga a su familia pudo por el extraordinario logro de su nieto Javier Mariona, Atacante del Roots FC de San Francisco, California e integrante de la actual selección Sub 20 que anotó dos de los cuatro goles en la victoria de Cuscatleco sobre el Caribe.

“El sentimiento que está embargando a nuestra familia en este momento es tremendo, es una alegría muy grande para todos, incluida la afición nacional, hay otros en mi familia que no solo tienen mi apellido y se han destacado en el fútbol sino que sí, nosotros. No puedo estar más que feliz porque mi nieto fue uno de los artífices, pero la victoria es de todo el país”, dijo el exjugador izalqueño.

Al referirse al desempeño exacto de su tercer nieto en el partido contra los arubeños, Chamba Mariona afirmó: “Yo estaba seguro, junto con mi hijo Rodrigo, que fue seleccionado nacional con Raúl Magaña cuando era joven, pero nunca había estado en un equipo más grande. y ya habia recibido una beca y termino sus estudios en una universidad en Oklahoma que Javier poco a poco va dándose cuenta de sus virtudes, tiene 17 años pero sabemos y le he dicho muchas veces que aun tiene que madurar, aprender muchas cosas debe , mi hijo (Rodrigo, padre de Javier) le aconseja mucho, aunque a veces le pido que le aconseje con más paciencia y que no le regañe demasiado porque todo lo asimila”, dijo.

Mariona confesó que sabía que su nieto se esfuerza mucho en cada partido y que no está satisfecho consigo mismo por la poca actividad que ha tenido en la fiesta regional hasta el momento.

“Mi nieto estaba triste, un poco frustrado porque sumó unos minutos de juego, pero yo le dije que siguiera trabajando y viera a sus otros compañeros que están en las mismas condiciones porque en cada equipo hay una base para jugar un partido de inicio. ; entendió mis palabras y se unió ayer a su confesión de trabajar juntos y Dios lo premió con ambas metas”, dijo.

BUENOS GENES

Salvador Mariona se ha destacado en el fútbol nacional desde mediados de la década de 1960 como un excelente y fuerte defensa central, surgido de Mario Calvo de Izalco hasta su salto a las Grandes Ligas y siente que no es raro que su nieto sea delantero y no un defensa central como su abuelo.

“Mi hijo Rodrigo, que vive en San Francisco, no era defensa cuando jugaba, era delantero, mediocampista pero más atacante, entonces Javier emula a su padre y no a mí que era defensa. Javier tiene incluso una hermana de 15 años y es una sensación en el tenis y el fútbol, ​​ya que compite contra gente mayor y sigue destacando mucho”, comentó.

El exjugador del Mundial de México 1970 también admitió que su nieto no está solo en Honduras, ya que alguien de la familia lo acompaña al torneo juvenil.

“En Honduras lo acompaña mi segundo hijo Salvador, quien lo cuida, apoya a mi nieto y a esta cantera; Todo lo que dice se lo transmite a mi hijo y lo manda a toda la familia ya que no he tenido la oportunidad de hablar con Javier en esos momentos de la competencia”, comentó.

Al referirse al desempeño de la Sub 20 en el premundial de la región, Chamba Mariona aclaró: “Veo muy positiva a esta selección, sobre todo después del triunfo de ayer (martes) donde superaron una desventaja en el marcador. El futuro de nuestro fútbol salvadoreño lo vemos en llegar a otro Mundial, lamentablemente el más grande ya no ha llegado a esa meta”, dijo.

Respecto a sus expectativas para el grupo de jugadores, el excapitán de México 1970 admitió: “Tengo plena confianza en que El Salvador clasificará al Mundial de esta categoría porque este juvenil es el que más tarde llega a la selección absoluta. Espero que también consigan el boleto para los Juegos Olímpicos, a los que no participé por un problema en el tobillo, porque me operaron de la lesión en México y, por lo tanto, no participé en la calificación para estar allí a pesar de una apelación, pero esta lesión fue grave, estuve un año sentado y no podía jugar y por eso siempre estoy agradecido con la familia Sol Meza porque no me dejaron todo el tiempo en la Alianza donde me pagaron todo mi sueldo aunque no juegue”, dijo.

La destacada actuación de Javier Mariona en la Sub-20 es la continuación de sus dos primos mayores que demostraron un buen nivel de fútbol pero no llegaron a donde él llegó.

“Tengo otros dos nietos que también viven en Dallas, Texas, Ignacio Mariona, que tiene 21 años, y Alejandro Batt, que tiene 22 años, el hijo de Floridalma, mi hija mayor, ambos jugaban bien al fútbol pero por muchas circunstancias ella no llegó tan lejos como Javier”, admitió Chamba Mariona.

Finalmente, el ex internacional y ex entrenador de muchos equipos de las Grandes Ligas hizo referencia al look de cabello de su nieto dentro de la selección nacional.

“Javier es el único jugador con el pelo teñido en la selección, es su aspecto desde hace unos cinco años, para nosotros es una novedad por su edad y respeto mucho su gusto, no le resta calidad, no, él presta atención despertar es un hábito que ha heredado del entorno en el que vive”.

Table of Contents

etiquetas:

Leave a Reply

Your email address will not be published.