close
close

Recomendaciones para la protección contra el humo de la combustión del aceite

El humo de la quema de petróleo contiene gases y partículas que pueden tener efectos tóxicos en nuestro organismo. A continuación ofrecemos las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para protegerse de este tipo de exposición.

¿Cuáles son los peligros para la salud de las sustancias químicas liberadas por los incendios de petróleo y productos derivados del petróleo?

El humo de la quema de petróleo contiene gases y partículas que pueden tener efectos tóxicos en nuestro organismo.

El dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2) son gases reactivos, tóxicos y severamente irritantes para los ojos y las vías respiratorias al formar ácidos. El dióxido de nitrógeno puede ingresar a las partes profundas de los pulmones (el área crítica de intercambio de gases de los pulmones), por lo que incluso las concentraciones bajas pueden causar un edema pulmonar que puede tardar en desarrollarse.

El monóxido de carbono (CO) es un subproducto común de la combustión incompleta. La toxicidad del CO es aguda y resulta de su alta afinidad por la molécula de hemoglobina en los glóbulos rojos.

Partículas de diferentes tamaños, principalmente carbón elemental (hollín) e hidrocarburos, determinan el color negro de la columna de humo. El tamaño de las partículas juega un papel crucial para determinar cuánto tiempo permanecen en el aire, así como sus efectos sobre la salud (cuanto más pequeño es el tamaño, más tiempo permanecen en el aire).

Los compuestos orgánicos volátiles pueden incluir benceno, que es un carcinógeno conocido. Los hidrocarburos aromáticos policíclicos son un grupo de hidrocarburos producidos por la combustión incompleta del petróleo y se han definido como cancerígenos conocidos o sospechosos. Dados los bajos niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) detectados previamente en la columna de la combustión de productos derivados del petróleo, es probable que solo representen un riesgo de exposición menor.

¿Cuáles son los riesgos para la salud de las sustancias químicas liberadas por los incendios de petróleo y productos derivados del petróleo?

La inhalación es la ruta predominante de exposición. Cualquier efecto resultante en la salud dependería de la concentración de contaminantes inhalados, la duración de la exposición y la proximidad/ubicación de los incendios de petróleo y su penacho. El principal sistema diana es el sistema respiratorio: nariz, senos paranasales, faringe, pulmones. Los gases y partículas más pequeños se depositan en las vías respiratorias medias. Incluso las partículas más pequeñas pueden entrar en las vías respiratorias inferiores de los pulmones. La inhalación prolongada de concentraciones muy altas de estas partículas puede agravar las condiciones respiratorias preexistentes (por ejemplo, asma, enfermedad pulmonar por fumar). Los niños y las personas con enfermedades cardiorrespiratorias también corren un mayor riesgo.

¿Qué puedo hacer para reducir mi exposición y protegerme durante un incendio de petróleo y productos derivados del petróleo?

Evite el contacto sin protección con la columna de humo visible.

Quédese en casa si el lugar es seguro. Para lograrlo, evite la entrada de aire exterior: cierre ventanas y puertas, apague el sistema de ventilación y cierre las aberturas de ventilación.

Los bomberos y otras personas que trabajan cerca de un gran incendio de aceite deben usar protección respiratoria y para la piel.

Leave a Reply

Your email address will not be published.