close
close

“No hay lugar más seguro por la noche que una discoteca”

Que La “moda” de dosificar productos químicos ya ha llegado a Cádiz, concretamente a El Puerto de Santa María. Varias jóvenes aseguran haber sido víctimas de pinchazos en diversos establecimientos y discotecas y lo han denunciado tanto en redes sociales (la mayoría) como en la comisaría.

Hasta ahora, No se encontró ninguna sustancia tóxica en su cuerpo.lo que se aleja de la tesis de la sumisión, pero se acerca a la idea del vandalismo, con el único fin de atemorizar a las víctimas.

Y otra vez en medio de la diana… los dueños de las discotecas. Es el sector de la hostelería más penalizado y los daños se han multiplicado en la pandemia al sufrir los mayores cierres para evitar la propagación del Covid. Ahora se enfrentan a una nueva crisis, ya que el miedo puede reducir su clientela y erosionar aún más su reputación.

Estos empresarios ya han tomado medidas para abordar este conflicto. Han hecho una bitácora de acción general y piden silencio, que se bajará la alarma, ya que los casos hasta el momento son muy excepcionales y casi nunca se dan entre las paradas de estas instalaciones. Insisten en que no hay lugar más seguro por la noche que un club nocturno (aparte de las casas de los demás, por supuesto).

alexis ruiz martin, presidente de la Asociación de Salas de Fiesta, Bailes y Discotecas de Cádiz, explica que se ha desarrollado un plan con distintas acciones que se han delegado a los distintos propietarios. “Si siempre estamos en el temase redoblan los esfuerzos ya que existe este fenómenoes un delito y debe ser atacado como tal».

“El personal tiene instrucciones de que si se detecta una situación anómala, una niña o un niño que se marea o informa que ha recibido un pinchazo, será atendido e identificado de inmediato. Busca a tus amigos, a tu pareja para no salir con un desconocido. Es común que la gente no vaya sola a la discoteca”, dice. Salvo que se trate de una acción de hooligan, los pinchazos se utilizan para inyectar diversas sustancias tóxicas que inhiben la voluntad de la víctima ante la agresión sexual o el robo, y para ello debe estar sola.

Si se encontraba con un supuesto Los atacantes, “lo sujetan hasta que llega la policía”. Por lo demás, “poco más podemos hacer porque cerrar las puertas daría una alarma mayor, que puede ser peor”.

A su vez, insiste en que “estos locales son los más seguros de la hostelería, los más controlados. Hay seguridad en la puerta, adentro, cámaras… es raro que pase algo y pase desapercibido. Por lo tanto, los actos delictivos de este tipo pueden ocurrir con mayor frecuencia la botella, en las multitudinarias agrupaciones de las fiestas populares, en los conciertos… el que comete un delito no es tonto».

Alexis Ruiz asegura que hasta la fecha nadie en la provincia de Cádiz le ha comunicado nada parecido a lo que ha podido saber a través de las redes sociales y la prensa. «Provocar una falsa alarma no es bueno para nadie. Debemos ofrecer máxima seguridad y apoyo absoluto para contrarrestar la violencia machista”. Lamenta que comentarios desinformados y en ocasiones maliciosos “pueden perjudicar a un lugar concreto y a este sector en general, que después de lo que ha sufrido durante la pandemia, no merece más castigo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.