close
close

Las mil y una excusas de las falsas aseguradoras para no cubrir los daños

miércoles, 07.09.2022 | 6:06 a.m.

De acuerdo con la Ley de Tránsito Vial, el seguro de vehículos es obligatorio en Argentina cuando se circula por las ciudades y caminos del país para proteger tanto al propietario como a terceros de un accidente.

Y en esta ley, que corresponde a la responsabilidad civil, a la hora de contratar una aseguradora intervienen muchas variables: desde la compañía, los tipos de cobertura y los aspectos a tener en cuenta para saber en qué situaciones se protege o no y cómo no. No caigas en empresas fantasmas o que no den una buena respuesta.

Consultados sobre el tema, Luis Di Falco, titular del Consejo Provincial de Seguridad Vial, y Patricia Hereter, presidenta de la Asociación Misionera de Productores Asesores de Seguros (Ampas), explicaron que quien quiera contratar una aseguradora primero debe verificar que ella se encuentra ingresado en el registro de la Superintendencia de Seguros de la Nación, de fácil acceso en Internet: www.argentina.gob.ar/superintendencia-de-seguros.

En el mismo lugar podrá consultar los nombres de todas las empresas de asesoría de seguros que están registradas para operar. Estás obligado a mostrar la tarjeta que te legitima si una persona te la solicita en una sesión informativa.

“Hay muchas empresas que aparecen en el mercado pero no están del todo bien a nivel de papel a pesar de que tienen licencia de distribución. Cuando una persona corre un riesgo -casa, auto, vida- necesita informarse sobre la compañía de seguros y que la aseguradora esté registrada”, dijo Hereter a El Territorio.

En la misma línea, Di Falco señaló: “Hay algunas aseguradoras que no existen y hay otras aquí en la provincia que no tienen cobertura alguna. Hay otro andando por ahí de un tipo del centro (de Posadas) que tiene varios comercios ofreciendo seguros de todo tipo y también uno que no es legal, que ni siquiera está registrado en el regulador.

Además, advierten que es recomendable contratar aseguradoras que cuenten con oficinas locales a las que acudir para realizar reclamaciones, realizar informes y obtener información según sea el caso y las necesidades.

Los expertos señalan que considerar estos temas es fundamental para evitar fraudes, ya que después de un accidente algunas empresas retrasan el tiempo y la persona finalmente se da por vencida. Esta es la principal estrategia de empresas sin mucho prestigio para no cumplir con el contrato establecido.

Di Falco explicó los pasos a seguir en este tipo de situaciones. “Solo el hecho de que tengas un accidente con otro vehículo y tengas que conducir hasta allí 30 veces para ver qué pasó, que tengas que mostrar esto o aquello, es raro. Se demoran lo máximo y te cansan, claro que estamos hablando de aseguradoras de clase media”, enfatizó y aclaró: “Con las serias vas ahí, presentas los papeles y a las pocas semanas te lo solucionan”. para ti, o dices que lo lleve a tal parte y le pagues al hombre que arregla el vehículo”.

Ante este juego de las aseguradoras, que quieren cansar al dueño del vehículo de persistir, el abogado y perito señaló que recomienda buscar un abogado y emprender acciones legales.

“No pueden hacer nada y están sujetos a lo que diga el regulador, tienen regulaciones y controles. El incumplimiento y las quejas que plantees tendrán consecuencias para ti”, explicó.

“Luego hay algunas pseudo aseguradoras que participan por teléfono y ni siquiera tienen sus oficinas aquí, que son complicadas de reclamar y ser reconocidas. Tienen un solo número y cuando llamas te contestan en Buenos Aires o Córdoba y a veces en cualquier parte de Centroamérica que maneje la cuenta”, advirtió.

“Hay empresas que no pagan siniestros y los alargan de tres a seis meses. Eso es terrible, porque solo te enteras cuando tienes un accidente”, lamentó Hereter.

Hablando únicamente de motocicletas, Di Falco comentó que reciben muchos reclamos de personas que contrataron una aseguradora para brindar asistencia de remolque pero nunca se presentaron cuando fue necesario. “Independientemente de si los puedes demandar por daños y perjuicios, no lo hacen, cambian de compañía o le pagan a alguien para que arregle el problema”, dijo.

Por su parte, Hereter brindó otro dato a considerar: “Otro punto importante es que el seguro está 100% depositado en el banco. En el interior se pueden ver muchos recibos que dicen: “Recibí la suma de 1.000 pesos para el seguro del auto”, aunque no los hay. El seguro debe ser depositado en el banco o, si esto no es posible, se procesará el cupón de la compañía de seguros”.

Por qué el seguro puede no cubrir

Un accidente en estado de ebriedad, una prestación de seguro vencida y una licencia de conducir perdida o vencida son los puntos en los que una compañía de seguros no puede cubrir los daños causados.

“En los contratos de seguro, que nadie lee porque son muy largos y están escritos en letra pequeña, dice en alguna parte que el incumplimiento de la legislación de tránsito aplicable invalida el contrato. Así que si estás borracho, pasas un semáforo en rojo, tienes un accidente y todo tu auto se descompone, nada está cubierto porque estás borracho. Si vas a bucear y tienes un accidente, tampoco. Hay muchos aspectos a considerar al determinar si tiene o no cobertura de seguro”, dijo Di Falco.

El seguro simple es el que cubre los daños causados ​​a terceros (el obligatorio para circular), cabe señalar que este “no cubre los daños causados ​​a mi vehículo”, explican desde Nación. Después de eso, los adicionales -que encarecen la tarifa- contra robo, destrucción o incendio total y/o parcial del vehículo dependen de todos.

Una vez contratado el seguro, la compañía le facilitará una copia del contrato y de la póliza. No olvides llevarlo siempre contigo en el vehículo.

“Hay una falta de lo que yo llamo instrucción y conocimiento sobre seguros. Muchas veces nos pasa que la gente no quiere pagar el seguro de acuerdo al costo y te piden el más barato para pasar la inspección y no se trata sino de que tengas un seguro que corresponda al riesgo que estás protegiendo. dijo Hereter, propietario de Ampas, que agrupa a 485 fabricantes de asesoría de seguros en la provincia, aunque se estima que hay cerca de 900 operando con matrícula en el país colorado.

Por su parte, Di Falco reflexionó: “No siempre lo más barato es lo mejor. La gente por ahí alquila uno barato para circular y eso no es suficiente. Si miras el sitio (del Regulador Nacional de Seguros) verás que andas por la ciudad y te encuentras con varios nombres: unos que no tienen mucha cobertura, otros que están al borde de la quiebra-prevención de crisis competencia. Por esta razón, siempre es aconsejable considerar qué tipo de seguro desea y luego buscar un seguro clásico e histórico que tenga un historial y experiencia, no uno cualquiera.

¿Qué pasa si la otra persona no está asegurada?

Una pregunta frecuente en un accidente de tráfico es qué pasa si la otra persona no tiene un seguro que cubra los daños causados ​​a mi vehículo.

En este caso, explican los profesionales, el particular tiene que asumir los costes. “Como víctima, puede presentar una demanda civil contra la persona y obtener su salario, propiedad, confiscar un automóvil o congelar sus activos para que no puedan vender las cosas que tienen”, señaló Di Falco.

En conclusión, el especialista aconsejó: “Si vas de viaje, necesitas cobertura en el Mercosur, que es obligatoria. También debe considerar cuántos kilómetros se recorren a su alrededor. Números de teléfono planificados para contactar: ​​incluidos los seguidores a los que pedir ayuda”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.