close
close

la tradición que ha heredado el “nuevo” fútbol

Hubo un tiempo en el fútbol español en el que se jugaban los llamados torneos de verano Fue muy prestigioso. Los equipos incluso “luchaban” para jugarlos, y la imagen de múltiples jugadores que tenían que levantar estos enormes trofeos de muchas libras siempre fue muy codiciada. De lo que no pasaba hace muchos años prácticamente no queda nada.

En tiempos de modernización en todos los ámbitos del fútbol, ​​los trofeos son así teresa herrerala Ramón de Carranza o el Colombiana No tienen más sitio para los grandes clubes y para el aspecto mediático. Lo que solían ser los torneos de gran fama que dieron la tradición veraniega y adelantaron el inicio de la temporada han sido engullidos ahora por un calendario cada vez más exigente.

Imagen del sorteo en la sede de la RFEF

La razón principal de esta caída en los torneos de verano se debe principalmente a esta las fechas en que comienza la temporada ahora. Mientras que hace una década -o 15 años- el curso de fútbol arrancaba oficialmente el último fin de semana de agosto ahora lo hace a principios de este mes. Las fechas que tradicionalmente albergaban torneos de verano -que se solían jugar con semifinales y finales- cuentan ahora con una Europa League o una Supercopa, lo que las hace imposibles de jugar tal y como se entendía.

Además, los equipos tienen menos tiempo de preparación por el inicio de temporada más temprano y los torneos de verano de los principales clubes No son una opción de preparación ya que no son rentables. Los grandes de Europa no pasan sin eso Viajes por Estados Unidos o AsiaPrincipal fuente de ingresos en aquella época, y un viaje a Cádiz, Huelva o La Coruña es hoy impensable.

la gloria perdida

Estos torneos de verano -hay más, muchos más, pero estos tres son los más tradicionales- siguen discutiendo, pero su proyección medial es prácticamente nula. Que Trofeo Teresa HerreraPor ejemplo, la Ponferradina, el West Bromwich Albion o el Athletic lo han jugado en los últimos años. En la década del 2000 lo jugaban equipos como Real Madrid, Atlético, Milan, Lazio y Boca Juniors.

va a la misma linea Ramón de Carranza, que se “salva” en cierto modo al tener al Atlético presente como equipo en las dos últimas ediciones. Pero antes fueron Las Palmas, Málaga o Sampdoria las que dejaron atrás los años con Real Madrid, Valencia (cuando eran campeones) o Barcelona.

Kaká y Casillas del Real Madrid en 2013 con el trofeo Teresa HerreraGTRES

Que Colombiana, por su parte, no se juega desde 2019 y los últimos adversarios del Recreativo de Huelva fueron Getafe, Córdoba u Osasuna. Antes Sevilla, Sporting de Portugal, Atlético, Barcelona…

Solo los trofeos a partido único que sirven de presentación a cada club -Joan Gamper en Barcelona, ​​Trofeo Naranja en Valencia, Santiago Bernabéu en Madrid- resisten. O ni siquiera eso, como en el caso del trofeo madridista, que es no competitivo desde 2018. pero este tipo de trofeos no tienen ese prestigio quien siempre ha acompañado a Teresa Herrera, Ramón de Carranza y Colombino.

En tiempos de modernización en todas las vertientes del fútbol, ​​trofeos como el Teresa Herrera, el Ramón de Carranza o el Colombino ya no tienen cabida para los grandes clubes y para el aspecto mediático

Que Globalización del fútbolAhora está más pensando en jugar un clásico en Miami, no ayuda en la reactivación de aquellos torneos de verano que tanto alegraban a los aficionados al fútbol y servían como primer punto de contacto cada año.

Fue una vieja tradición del fútbol español perdidos para siempre, fruto de calendarios infernales que cada vez comenzaban antes. En el mismo año será el 10 de agosto con la Supercopa de Europa. Y dos días después empieza la liga. Y no se detendrá a partir de ahí, dejando esos años de grandes trofeos y juegos de verano en un simple recuerdo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.