close
close

La renovación de Mbappé y la eficacia del “fair play” financiero | legal

Finalmente, el jugador de moda Kylian Mbappé se queda en París. Lo que puede parecer una típica telenovela deportiva tiene ramificaciones legales interesantes que no deben pasarse por alto; Hablamos de sostenibilidad financiera, de libre competencia, incluso de competencia desleal…

Lo primero que hay que preguntarse es cómo un club de fútbol que perdió más de 200 millones de euros la temporada pasada puede permitirse mantener a un jugador en unas condiciones económicas tan disparatadas.

El PSG se había gastado 629 millones de euros en las fichas de sus jugadores. Con lo que se rumorea sobre el nuevo contrato del 7 de Parísestamos hablando de más de 100 millones por temporada, sin contar los bonus.

¿Podría pasar algo así en España? ¿Se están violando las reglas de control financiero del fútbol? ¿Son efectivas estas reglas? ¿Podría la competencia distorsionarlo?

Desde una perspectiva de sostenibilidad financiera, en España la Liga de Fútbol Profesional (LFP) desarrolla desde hace años esquemas de control del gasto que permiten a los clubes distanciarse de la insolvencia. A su vez, la misma regla también protege el juego limpio, permitiendo que los clubes gasten de acuerdo con sus ganancias.

Me refiero a las reglas presupuestarias de clubes y SADS y la limitación de costos de plantilla que han tenido un impacto significativo en la salud económica de los clubes.

Como ejemplo, cómo los clubes han capeado bien el temporal durante las restricciones de aforo de los estadios por el Covid-19, o cómo hace tiempo que no vemos un bajón administrativo en la LFP por salarios pendientes.

Las reglas de estabilidad financiera han ayudado a evitar situaciones que vivimos hace años en los mejores clubes; se cubrieron las competiciones de Betis, Las Palmas, Levante y otras. Pero estas reglas no solo sirven para evitar que los clubes se endeuden más allá de sus posibilidades, también sirven para hacer más justa la competencia y esto lógicamente va ligado a la renovación de Mbappé.

Las reglas de control del gasto que aplica la LFP no son ajenas a la europea. Desde 2010, la UEFA viene desarrollando el llamado juego limpio o juego limpio financiero, (juego limpio financiero), que sirve, entre otras cosas, para garantizar que la competencia no sea distorsionada por clubes con fondos ilimitados.

El pasado mes de abril, la UEFA adoptó un nuevo reglamento denominado “Sostenibilidad Financiera”, formando sus tres pilares: solvencia, estabilidad y control de costes. Hay una importante novedad en esta normativa en el control de costes de plantilla, para controlar mejor el gasto en concepto de salarios de jugadores y costes de fichajes, limitando todo al 70% de los ingresos del club, los incumplimientos pueden acarrear sanciones económicas y deportivas.

Los hechos recientes muestran que se cuestiona la eficacia real de esta regulación. Hasta la fecha, los dos clubes estatales más importantes de Europa, el Manchester City y el PSG, han lanzado el gato con los dos jugadores más cotizados, Haaland y Mbappé. Esto no es casualidad, sino rutina, porque año tras año sorprenden con su ilimitada capacidad para enfrentarse a números cada vez mayores.

El Manchester City fue sancionado por la UEFA, prohibiéndole competir en Europa durante dos temporadas por incumplir esa normativa e incluso estaba siendo investigado por la Premier League por los mismos motivos. Sin embargo, en julio de 2020, el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) rebajó generosamente la sanción en una controvertida decisión.

Esta regulación, tanto española como europea, es buena si evita que los clubes se endeuden y quiebren; Se protege a futbolistas, trabajadores, acreedores y aficionados. Sin embargo, queda por ver cómo la misma regla servirá para que la competencia no se vea distorsionada por situaciones como la que vivimos en Europa año tras año.

El otro derivado que podría desencadenar la renovación de Mbappé por parte del PSG tiene que ver con el posible falseamiento de la competencia, que está relacionado con la defensa de la libre competencia y los actos de competencia desleal. No debería sorprender a nadie que los perjudicados por esta situación estén tomando este camino.

Lo bueno de todo esto es que pronto podremos comprobar la verdadera eficacia de estas actuaciones de la UEFA, porque la LFP ya ha anunciado que denunciará estos hechos.

El mundo del fútbol da mucho que hablar en los foros jurídicos año tras año. El análisis jurídico de las noticias del momento siempre es interesante y puede pasar desapercibido a priori, escondido en el frenesí mediático.

alfonso carloloSocios de Bird & Bird.

Leave a Reply

Your email address will not be published.