close
close

La gallega centenaria con la que Santalucía contrató su seguro

Vivir hasta los 100 años debería ser un logro gratificante en estos días. En el caso de la gallega Nidia Vila, de 102 años, cruzar el umbral del centenario tras vivir una guerra, una dictadura y ahora la pandemia supuso un “fuerte e inesperado repunte” en el contrato del seguro de decesos con la empresa santalucia (@santalucia_seg). Y que esta madre de 9 hijos, 16 nietos y 13 bisnietos, que vive con un familiar en A Estrada (Pontevedra) en una casa de campo, sigue feliz y sana. “Es la única que no tuvo Covid”, cuentan sus familiares a 65YMÁS.

Todo comenzó en febrero de 2021, cuando la aseguradora que gestiona Andrés Romero comenzó a ofrecerle un “importante aumento en su cuota mensual, es decir, más de 100 euros respecto a lo que había pagado anteriormente, coincidiendo con la fecha en que Nidia fue él, para aplicar”. 101 años”, cuentan sus familiares.Es abuso total. Después de más de 70 años de seguro pagadode un día para otro la cuota pasó de 15 euros al mes a 118 euros al mes -eso es el 680%-”, explica Ana Ferradáns, nieta de los afectados y su representante legal.

Falta de juicio después de 100 años

En ese momento, la familia se puso en contacto con la aseguradora, que se defendió diciendo que ya le habían comunicado el cambio por escrito en 2020.Nos sentimos totalmente impotentes. Sabemos que las aseguradoras aumentan las tarifas después de los 65 años, pero descubrimos que después de los 100 años ya no tienen una tarifa estándar. Además, sonaba a broma no encontrar a mi abuela en pleno confinamiento por la pandemia, ya que no ha salido de la casa de campo donde vive con mis padres.

Tras varias denuncias del caso en medios de comunicación y ante el Instituto Gallego de Consumo y Competitividad de la Xunta Gallega, la aseguradora Santalucía accedió a rebajar la cuota a 37 euros durante 2021, pero la familia pidió una solución diferente que nunca llegó. Según Ana Ferradáns, solo recibieron una notificación de la aseguradora informándoles que la tarifa mensual del seguro de decesos de Nidia aumentaría a 128,32 € mensuales a partir del 1 de enero de 2022, por lo que siguieron luchando incluso planteándose acudir a los tribunales.

Andrés Romero, director general de Santalucía
Andrés Romero, director general de Santalucía

La mitad de los gastos funerarios, no cubiertos

Pero los problemas no terminaron ahí. En la respuesta de la empresa al primer reclamo, la familia explica que cuando murió Nidia, Santalucía enfatizó que “no pagarían todos los gastos del funeral”. Según la empresa, este hecho ha sido comunicado por escrito porque está justificado La póliza de Nidia no se actualizaba desde 2004, año en el que el valor del servicio contratado fue de 1.420€. “Además, sumaron el coste estimado de los servicios funerarios, sería una media de 3.100 euros”.

La familia explica que la aseguradora les dio dos opciones desde el principio: aceptar el aumento de la cuota por encima de los 100 euros; o se queda con los 15 euros, la funeraria sólo pagará 1.420 euros de costas y el resto tendría que hacerlo la familia. “Ese era el truco, después de décadas de pagar a plazos, solo nos cubrían la mitad. Por eso hemos acordado devolver las tasas cobradas indebidamente que han superado los 1.000 euros y veremos qué pasa el día que se muera mi abuela, seguro que lo haremos con otra empresa”, dice su nieta.

Santalucía defiende que ha actualizado el contrato para “garantizar la cobertura total”.

Cuestionada por el caso, la aseguradora niega que el aumento de prima se deba a su edad y justifica ante 65YMÁS que ‘aplicó la actualización de contrato con el objetivo de asegurar la cobertura total y que el asegurado no quedara desprotegido’, señalando que La política de Nidia no ha sido actualizada desde 2004. “No es posible que todos los beneficios pactados en el servicio de 2004 sean cubiertos por la tasación del mismo año y la misma prima ya que el costo del servicio ha aumentado en los últimos 19 años“Y defienden que todas las aseguradoras del sector actualicen periódicamente sus servicios, tanto económicamente como en prestaciones.

“Así mismo, y desde el primer momento Santalucía se percató de la inconformidad con la actualización de la prestación contratada por parte del asegurado, Se le han ofrecido varias alternativas personalizadas para actualizar el contrato y garantizar la cobertura total del servicio. Ninguno de ellos fue aceptado por ella, a pesar de la extrema sensibilidad hacia el asegurado”, afirman, por lo que el asegurado decidió mantener la póliza en las mismas condiciones que en 2004. No obstante, reiteran su “disposición a llegar al mejor acuerdo posible para ambas partes.” El seguro de decesos está muy extendido en España, donde lo tiene el 47%, o más de 22 millones de personas, según la patronal UNESPA.

Leave a Reply

Your email address will not be published.