close
close

La Cantina | Miki: De la natación al fútbol y de ahí al fútbol sala

VALENCIA. Para mí, Miki es el entrenador mítico del Vijusa, ese equipo que lo hizo que la ciudad preste atención al fútbol sala. También ganó un trofeo. inolvidable en La Fonteta, con un gol en los últimos segundos. Pero para yo, como me pasó con el otro Miki, Vukovic, el del baloncesto, su mayor La virtud no era ganar un trofeo sino llenar el pabellón. martes, mike
emitió un comunicado anunciando que ya no entrenaría en el Élite que dejó el fútbol sala profesional. Tu bebé nacerá en septiembre primer nieto y acababa de tomar la decisión de bajar el ritmo de vida.

Miki no solo fue un gran entrenador y un gran jugador, sino también un El tipo que te dejaba boquiabierto en las conferencias de prensa. no intentes discurso preparado. Era sincero, honesto, vehemente. fue único Y entonces Veo que le hablo y es de esas personas que te pide que no lo hagas publicar cada cosa semi jugosa que importa.

– Lo que te voy a decir, no lo publiques.

– A ver, sorpréndeme.

-Fui uno de los primeros nadadores en bajar del minuto en los 100 metros
la parte de atrás.

-…

No le toma mucho tiempo darse cuenta de que eso es estúpido. Luego levante esos Ban, pero me dice que no quiere parecer pedante. pero que mas indicará qué tan rápido nadó si estamos hablando de un jugador que fue Profesional de fútbol que se convirtió en jugador de la selección nacional de fútbol sala y quienes no solo ganaron muchos títulos, sino que también marcaron tendencia
bancos

Miki es valenciano. De la calle Ruzafa. hijo de un hombre que se dedicó la industria cosmética y una mujer que trabajaba como ama de casa. Un niño amante del deporte, a partir de los nueve años. se entregó a nadar en la piscina de Ferca. No estaba nada mal. “Fue buen nadador en la zona comunitaria y nadador normal en la zona Campeonatos de España”, recuerda. Su especialidad son los 100 metros libres u los 100 metros espalda.

De vez en cuando los amigos se reunían en su tiempo libre y se reunían el Pabellón de San Fernando para disputar un partido de fútbol sala. En el verano Se apuntaron al torneo de pipo polivalente que organiza Deportes Arnau Arnau, y ganaron. Luego, como estudiante en la prestigiosa Facultad de
El médico valenciano, deslumbró en un equipo de fútbol en el que fue el el único que no es miembro de un club profesional. “Dejé la carrera por
Jugando al fútbol”, explica mientras recuerda haber pasado por varios equipos Tercera -entonces no había Segunda B-.

Una excelente trayectoria teniendo en cuenta cuando se fueron. Al contratarlo, siempre ponía algunas condiciones: sus vacaciones eran sagrado – no estaba dispuesto a sacrificar un viaje a Ibiza con amigos para comenzar una pretemporada, y al final de cada práctica, allá por abril o Mai tenía que poder jugar al fútbol sala. “Por supuesto que eso me limitó. A Vea quién aceptó estos términos”.

Este joven que había estudiado con Guillem Tatay y abandonó ir a Blasco Ibáñez a formarse como médico, primero alternó los dos deportes que el fútbol sala se hizo profesional. Miki era amigo de Carlos Llobet, un la utilería de District 10, la famosa discoteca de los 80’s y 90’s Yo era, coincidencias de la vida o no, antes de la escuela de medicina para que de vez en cuando fuera a jugar con su equipo que Centro disco Así lo cautivó, se convirtió en su patrocinador y levantó la marca Equipo como el mejor de España.

Poco después, otro club de la ciudad, Autocares Luz, les dio un pulso Popularidad con el fichaje estrella de Mario Alberto Kempes. Mike lo recuerda Recuerda aquellos duelos con el matador. Eso fue una bomba. las gradas de la Fonteta, donde no había más de quinientas personas, comenzaron conseguir cinco mil El argentino, una leyenda del Valencia CF, dimitió chico famoso del fútbol y poco más.

Miki, que solo lleva jugando unos años, se ha convertido en una estrella. “Era lo que ahora llamarías un jugador universal. aunque era goleador bueno en defensa. Por supuesto que no era un regateador”. Aunque Pipo Arnau contradice: “Era un jugador espectacular. Muy fuerte y muy alto y con maldad carácter también.” Pipo, que juega en todos los clubes, era el presidente de la
asociación y en un torneo con la selección valenciana cuando ya estaba Miki a nivel internacional le llamó la atención que el técnico no lo sacara a la cancha segunda parte a pesar de que perdió ante Cataluña en semifinales. Pipo bajó a la cancha, se acercó por detrás y le preguntó a Miki si era ella. herir. El jugador dijo que no. Cuando volvieron a Valencia hablaron y eso El presidente empezó a quejarse porque no había buenos entrenadores. michi Lo dejó hablar y cuando terminó soltó: “El año que viene seré yo Votantes”. Un año después, los valencianos se declararon campeones de España.

Miki siempre tuvo este instinto táctico, este rigor y, a menudo, cada vez que Después de la práctica, detuvo a sus compañeros y los obligó a hacerlo.
extender la sesión un poco más para ensayar piezas a balón parado. Cuando cumplió 30 años tras jugar un Mundial con España, aún en la En la cresta de la ola dijo que lo dejaba, que quería ser entrenador.

Atrás quedó una carrera como jugador. Primero con los tacos, encima por varios equipos -con Benito Floro logró cuatro ascensos- y luego en el pequeño campo El jugador que también amaba pasarlo bien, que tuvo una relación fugaz con Cristina Mayo – una leyenda del balonmano femenino- y que llegó a la selección nacional, la dejó. Aunque sucedió varios años alternativamente un equipo como jugador y otro como entrenador. Con fundó la dinastía del campeón Pozo de Murcia. O nueve años en el Benicarló, al que incluyó en la Tercera Nacional y elevó a la Cuarta lugar en la máxima categoría. Y por supuesto el Vijusa, el club de su país.

El periodista Manolo Montalt, ahora de 99.9 Plaza Radio, informó en su momento los juegos de Vijusa en Ràdio 9 y trabó una gran amistad con el Entrenador. Un día Miki le dio permiso para viajar por la isla con ellos. Autobús bajo una promesa inquebrantable: “Manolo, el día que cuentes algo que vas a volver aquí desde donde sea que estemos”. al final de Semifinales de la famosa copa de 2002 exigidas por el puntal de Vijusa Montalt llamó y le pidió un favor: “Manolo, esto me lo tienes que dar Narración de los goles del partido de cuartos de final y semifinal”. El dia de la final subieron al bus y Miki le pidió al chofer que lo hiciera reproducir la cinta con Montalt’s Gates. Llegado al pabellón, el Los jugadores ya eran como motos.

Su carrera ha sido larga y fructífera, pero se ha ganado mi respeto, ¿sabes? pues casi todas las mañanas, cuando bajaba al río, lo pasaba por encima. Y Estoy hablando de los años antes de que el río estuviera poblado por corredores. Porque Miki también era corredor de maratones. “Siempre me ha gustado el deporte. Así que no entiendo por qué me dieron la fama que no disfruté entrenar”. el se defiende

En el Vijusa hizo mucho más que ganar un trofeo, al final el primero partido, entró en la sala de prensa y dijo que había recomendado que Jugadores que, en lugar de saludar a la afición desde el centro del campo, Fueron a las gradas a darse la mano uno a uno. “En general, no lo fueron. 150 más…”. Su juego vivo, personalidad en el campo y algunos jugadores
joven pero lleno de ambición creó una gran atracción terminó con las gradas bien llenas. Su legado fue aún más profundo: varios
de sus jugadores se han convertido en entrenadores de élite. Querían ser como Miki.

Ha pasado el tiempo y hoy Miki se prepara para ser abuelo. Tus hijas lo hacen tienen 30 y 27 años y se dio cuenta que no tiene ganas de follar maleta y pasar otro año solo en Italia. ahora le gusta estar con el Familia, con amigos con los que sale a pasear por la mañana, y seguir formando a los entrenadores de El Pilar y de la federación Valenciano. Quizás por eso sigue repitiendo que esto y aquello no son puedes contar Porque su modelo a seguir, poco antes de cumplir 67 años, sigue en pie trascendente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.