close
close

Girona se suma a la élite deportiva | Deportes

La ciudad de Girona hizo historia este domingo al colocar a dos conjuntos de la ciudad en la élite del fútbol y baloncesto masculino en poco más de cuatro horas. Una actuación nunca antes realizada en una ciudad española. Solo cinco tienen sus equipos en las máximas categorías de ambos deportes: Madrid, Barcelona, ​​Valencia, Sevilla y Bilbao, todos ellos con mayor población que Girona, que no llega a los 102.000 habitantes.

El éxito deportivo debería tener un efecto muy positivo en la economía de la capital de Girona y de toda la comarca. En 2018, la Cámara de Comercio calculó que solo el ascenso del Girona FC generó unos 22,5 millones de euros. Ahora la ciudad de Girona cuenta con cuatro equipos en la máxima categoría deportiva, ya que el Básquet Girona y el Girona FC se han unido en la élite al UniGirona, equipo de baloncesto femenino, y al Girona Club Hoquei. Las últimas horas se traducen en celebraciones y un impacto económico estimado en 40 millones gracias al aumento simultáneo.

Es solo un primer número, parte del estudio que la Cámara realizó en 2018, meses después de que el FC Girona ascendiera a la máxima categoría. Esperan alrededor de 25 millones de euros para partidos de fútbol, ​​alrededor de 45 de los cuales el club espera por los derechos de televisión el próximo año, y el resto lo aportarán el baloncesto y el hockey masculino y femenino. Más imagen de marca, ingresos para hoteles y turismo y más presupuesto para los clubes son algunas de las variables que se tienen en cuenta.

Las marcas del regreso de Marc Gasol a los terrenos de juego con el Bàsquet Girona, en cambio, son mucho más deportivas que económicas. The Pivot fundó el club en 2014, siendo aún jugador de la NBA, con una vocación netamente educativa. De esta forma, el catalán quería devolver parte del legado que le había dejado la ciudad cuando explotó como estrella europea durante su paso por el MVP electo de la ACB Akasvayu Girona (2006-2008) antes de dar el salto al norte creado en la Liga Americana.

La implicación de Gasol en la compañía ha ido creciendo a lo largo de los años. Fundó la selección absoluta en 2017 y sigue más de cerca la evolución del club desde el pasado verano, cuando no aceptó una propuesta para seguir en la NBA y volvió a Cataluña sin equipo. Dada la difícil situación en la que se encontraba el Básquet Girona, descendido tras nueve jornadas, el central cambió su traje de entrenador por unas deportivas y el efecto fue inmediato. La pregunta es si seguirá en activo a los 37 años. La masa social del club también se ha disparado: si antes del regreso de Gasol el Pabellón Fontajau no contaba en general con más de mil aficionados, su asistencia ascendía a unos 3.000 espectadores por partido de media.

El equipo de fútbol, ​​bajo el paraguas del Manchester City y dirigido por el máximo goleador Stuani, también espera un vínculo social creciente. El Estadio de Montilivi (11.200 localidades) ha aumentado su aforo en la final ante el Tenerife para atender todas las peticiones. Al igual que en 2017, el ascenso a Primera supone una ampliación del recinto. En esta ocasión, se habilitaron gradas móviles para llegar a 14.350 espectadores. Este año, aún se está investigando qué sistema se utilizará y cuántas ubicaciones se ampliarán.

Mientras tanto, las celebraciones continúan en la ciudad. Este lunes, los ciudadanos disfrutaron en el Estadio Montolivi y el Pabellón Fontajau tras el recorrido de un autobús que transportó a los deportistas de ambos equipos. El Girona sigue de fiesta porque es por algo: el fútbol y el baloncesto han vuelto a la élite.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Leave a Reply

Your email address will not be published.