close
close

Ginés Marín: Responsabilidad del personaje (Así te lo dijimos, vive la caridad)

6. ‘Javito’, nº 17, negro rociado, 10/16, 550 kilos, de Rancho Alcurrucén, para Ginés Marín

Chiquitito, de manos cortas, de cuello aunque profundo, con una caja que sale muy fría en los primeros tercios, marcando amor por los bullpens. Ni siquiera está definido en el capó. Ginés Marín, todavía a caballo, donde hace sonar el estribo, Goring y Mansea. En la tercera banderilla pretende colocar su rostro sobre las capotas en línea con las tablas del interior. Acude a las reuniones de los banderilleros, aunque sin galopar.

Muestra mucho de su amor por los bullpens sin poder hacerlo pasar de la tercera. Aprovecha en esta zona Ginés Marín tropieza hacia adentro, dejando la muleta en su rostro. Para estos viajes interiores, coloca la cara con la pitón dentro. El inteligente extremeño siempre remata los muletazos asociados a los tiros hacia ese terreno. Completa su faena con Bernadinas y llega a la línea. Dos pistas.

5. ‘Antequerano’, nº 28, tinto, 12/16, 565 kilos, de Rancho Alcurrucén, para El Juli

Largo, con Lab, cuerpo mostrando las hojas de los anzuelos, muy serio. Sale frio sin definirse en el capote el julio quien lo lanza para abrirle el camino. Se deja pegar sobre el caballo, donde consigue dos buenos golpes José Antonio Barroso. Camina por el tercio de las banderillas sin romperse y espera mucho a los banderilleros. tostada el julio a Emil von Just, presente en el callejón de la plaza.

Toro con la carga rota, fuerte en la primera serie en el primer golpe de los muletazos y con falta de celo y carrera en el resto. tengo que tragar el julio a medir y canalizar las ondas del principio. Tras exigirlo desde abajo, consigue un redondo de gran mérito y redondez con la mano derecha, dejándose la muleta en la cara al toro de menor revoluciones. De este lote, el estribo cae, sin fondo, golpeando a matones para deshacerse de la muleta. Camina de regreso para apuñalar con el acero.

4. ‘Pelucón’, No. 33, colorado, 16/09, 590 kilos, de Rancho Alcurrucén, para Morante de la Puebla

Corpulento, barrigudo, profundo, largo, estrecho en las sienes, sale frío y abanto en el primer tercio. morisco de Puebla Lo detiene bajando las manos y dándole calor. Mansea a caballo, mostrando su afición por los bullpens sin ser utilizado. Comienza a moverse en la tercera de las banderillas, queriendo colocar la cara con la pitón dentro de la capa de combate, eso sí, sin excesiva longitud. Se acortan los banderilleros cuando se encuentran las parejas.

Morante rompe el toro al principio de la faena, con vistas, conduciendo al toro astado muy recogido y toreando, que remata con un natural y un templado y eterno pase de pecho. Faena de gran cante, resonante, firme, acabando los muletazos detrás de la cadera, templada, al paso. Muletazos para el recuerdo por su duración. Supo amortiguar los ataques del sevillano, que los gastó muy apretado en línea curva. Las muletas frente al baúl eran largas, permanecían en su lugar y conectaban ambas muletas. el publico de Madrid Pararse. El final del abandono de Muletazos de pies juntos, de frente, uno detrás de otro, una auténtica locura. Le seguía otro a la derecha, la figura erguida, los pies juntos. Puro barroco. Manos derechas redondas. Mejor obra de Morant. Deja una estocada estirada y relajada. La bocina tapa su salida y recibe un puñetazo en la boca del estómago. Se necesita el toro para doblar la apuesta. Dos ganchos. oído que sólo un acero más cercano le impide atravesar el puerta grande

3. ‘Carasucia’, nº 194, negra, 18/01, 560 kilos, de Rancho Alcurrucén, para Ginés Marín

Largo, más despegado del suelo, aunque de cuello largo, enroscado y astifino, apoya el rostro, pitón hacia adentro, en el recibo a Verónica. Ginés Marín, Mueve bien los brazos. Tras ser golpeado, le quita la espalda al extremeño a Verónica, que remata con una gran media atada a la cintura. Tauro marca su amor en los primeros tercios. tostada Ginés Marín a Felipe VI Buen comienzo de trabajo Ginés Marín con una rodilla en el suelo, en la que se destacan un cambio de manos, una zanja y un pase de desprecio.

El toro se desploma tras el despegue, cuesta rematar los muletazos y se queda en la cadera. En la primera serie, intenta atacar el terreno, la distancia y el ritmo. Una ecuación difícil y compleja que encuentra su fruto en una tanda natural de ganar y perder pasos, tirando del ataque, empujando para hacerlo romper o romper hacia delante. Por la derecha comenzaba a tomar forma otra línea de importancia más a nivel medio, con un toro que finalmente no tenía final ni fondo tirando la ciega desde esa línea. Estocada trasera, mucha suerte. Suena una advertencia. Requiere el uso de Mark.

2º ‘Pianista’, nº 90, Berrendo en Negro, 17/09, 575 kilos, de Rancho Alcurrucén, para El Juli

Toro corto, largo, de cara velada, con cuello que mete la cara en la capa Julián López “El Juli”. Se deja vencer en ambas peleas, aunque desmonta de su caballo. Ataca con la pitón en sus capas, aunque siempre muestra afecto. Quitar para Chicuelinas Ginés Marín, rematado con una media Veronica. Empieza a romper a galope más en el tercio de las banderillas. tostada el julio a Felipe VI Empezar en el mismo medio el julio con el toro, tras empezar con la rodilla doblada, impuso su dominio mientras prolongaba el ataque.

El viento es muy molesto a la hora de enganchar el junco. baja la mano el julio En la primera serie bordando la estocada a la altura de la cintura con un toque punzante. En el tercero, el muletazo naturalmente gana más longitud y profundidad, aumentando la faena y rompiendo la faena hacia arriba. Faena en base a distancia, altura y citaciones con toro clavado que se rompió durante la faena. El diapasón seguía y seguía con una última fila muy redonda, sacaba el subidón a la derecha durante un rato muy largo, sin apenas toques, con mucho ritmo. Después de un pinchazo, salió de un empuje hacia atrás casi completo y cruzó.

1º ‘Jaranero’, nº 157, banda negra lágrima, 18/03, 543 kilos, de la estancia Alcurrucén, para Morante de la Puebla

Toro bajo, profundo, lomo quebrado, con manos cortas entrando a través del pitón izquierdo en capa Morante del Puebla, Extiende tus manos frente a ti y endereza. Deja un ramo de premios de honor, gana un pase entre sets y estira los brazos para intentar alargar el embate del toro. El toro estuvo mucho tiempo encima del caballo buscando excusas hasta que prácticamente lo dejaron encima del caballo donde le perforó el estribo. Duda y clava durante la tercera de las banderillas y piensa mucho en las salidas, que son bruscas, rectas ya media altura. tostada morisco de Puebla a Felipe VI La faena empieza baja para volverse muy corta, decidido a pesar de ser un toro muy inseguro, reservado, con la cabeza gacha. El sevillano intenta trabajar en los campos de los terceros y consigue mucho al bozal con la muleta. Los ataques, pocos, eran a media altura y rectos, sin abandonar nunca los vuelos. Con la espada no tuvo suerte con varias puñaladas.

hoja de celebración:

Hierro de Alcurrucén - España

plaza de toros de Ventas. Carrera benéfica extraordinaria y vigésimo quinto del Feria de San Isidro. Entrada completa ‘Sin boletos’. toros de Estribo,

MORANTE DE PUEBLAsilencio y oído.

JULIÁN LÓPEZ ‘EL JULI’aplausos y silencio.

GINESE MARÍNOvación tras anuncio y ovación tras dos anuncios.

Incidentes: El rey Felipe VI presidió la celebración caja del rey. A su llegada recibió una gran ovación y los acordes de la Himno Nacional de España.

Leave a Reply

Your email address will not be published.