close
close

García-Plata dimite como presidente de la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala

el madrileño Antonio García-Plata ha dejado voluntariamente la presidencia de la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala (AJFS). tras 24 años en el cargo “agradecidos y agotado después de muchas guerras”según consta en una entrevista publicada por el propio sindicato.

Deja la presidencia en manos de otro exjugador, José Ruiz. “Son muchos años al servicio de mucha gente. Me voy agradecido y agotado de muchas guerras… pero ya está todo ganado. El jugador de fútbol sala tiene un presente y un futuro, ha pagado la seguridad social, como nosotros estuvimos en mi época, en negro y sin la certeza de que nos van a pagar”, recuerda García-Plata.

“Ahoratodos los jugadores de primera y segunda división tienen garantizado su sueldo -agrega- saben que contribuirán, que no perderán este tiempo en el desarrollo de su profesión; tienen derecho al paro; un convenio colectivo de garantías y derecho a vacaciones… no antes”.

Para García Plata, “todo funciono muy bien”pero celebra, hablando de los jugadores, que “cuando se hacen mayores y tienen que dejar de jugar, hay una organización detrás de ellos para apoyarlos y orientar su futuro”.

La AJFS, recuerda, “fue destruida como resultado de un ataque del presidente de la asociación At. Madrid Leganés, fundado por Juan Bautista Santos Murcia, a Antonio Muñoz, padre de Gus, jugador de equipo. La razón para reclamar las deudas contraídas con su hijo. Este evento fue uno de los muchos que sucedieron en ese momento, pero nadie dio un paso adelante”.

“Ese fue el detonante.. He sido un jugador mediocre, nacional y campeón, pero también he descendido con un equipo, curiosamente en el que más he jugado. No me había hecho enemigos, no exigía más que nadie, no le quitaba el trabajo a nadie, el perpetuo estudiante de arquitectura… tal vez esa fuera la clave”.

De sus 24 años en el cargo, les asegura, habrían sobrevivido 21 “con lo que llevaban puesto”.

“Fue una cuenta bancaria más para mantener sin entrar en números rojos. A Eduardo Menéndez ya mí nos costó tiempo y dinero conseguirlo. Pensamos que lo recuperaríamos con los cargos, a veces lo conseguíamos ya veces no, pero no importaba. Sobrevivimos con las cuotas de socios que nos reportaron entre 10.000 y 15.000 euros al año hasta que las federaciones fueron apoyadas por la Federación Española de Fútbol. Con este impulso, hemos crecido de 400 a 1500 miembros”.

Ha visto tiempos difíciles en el cargo.: “Durante la negociación del contrato o cuando un jugador te llama porque no tiene ni dinero para volver a su país. Otros, porque los echan del piso porque el club no les paga. Jugadores que se fueron a otras ciudades como profesionales y tienen que pedir dinero en casa porque no tienen para comer”.

“Después de 24 años, puedo contar con los dedos de una mano a los que nos apuñalaron y saben quiénes son.. A pesar de ello, la AJFS ha pasado de ser algo que no existía a ser una organización fuerte y con presencia en los territorios donde se deciden los asuntos del futsal. De cero socios a unos 1.500; de presupuesto de cero pesetas a más de 250.000 euros”, explicó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.