close
close

Fraude de seguros y nuevas cláusulas

270.000: Este es el número estimado de ruedas de repuesto robadas cada año.

10%: Este es el porcentaje promedio de solicitudes reportadas que son retiradas o denegadas debido a evidencia de intento de fraude.

2.000: Son los millones de pesos descubiertos como intentos de fraude el año pasado, según cálculos de la AACS.

Los intentos de fraude de seguros se estimaron en $ 2 mil millones el año pasado

La SSN publicó una resolución con nuevas cláusulas adicionales para la cobertura de las ruedas, restringiendo su reemplazo por el número máximo de ruedas, eventos o una combinación de ambos. Está respondiendo con números alarmantes a un contexto de incertidumbre, escasez de repuestos, aumento de costos y fraudes que juegan un papel cada vez más destacado. Considerando que se trataba de un pedido de las cámaras, SEGUROS DIGITAL conversó con los directivos de AACS, ADIRA y ADEAA para conocer su diagnóstico de la situación y sus expectativas ante una acción que -casualmente- representa un desahogo y otras La acción requiere más que un trasfondo.

RESOLUCIÓN SSN 542/2022

Fue el lunes 25 de julio. se publica en el Diario Oficial e incluye tres nuevas cláusulas adicionales para la cobertura de ruedas:

CA-RH 5.2: recambio para el máximo número de ruedas.
CA-RH 5.3: Reset limitado por número máximo de eventos.
CA-RH 5.4: Reemplazo limitado número máximo limitado de ruedas y eventos.

Estas alternativas se añadirán como nuevas opciones para las aseguradoras a las anteriormente aplicables, a saber:

CA-RH 5.1: Reposición ilimitada por la que, en caso de robo o hurto de una o varias ruedas, el asegurador se obliga a reponer otras ruedas de similares características a las originales de fábrica para ese modelo, sin que se aplique reducción de valor.
CA-RH 6.1: La empresa deberá reponer como máximo una cobertura sin deducir la depreciación en caso de hurto o robo, independientemente del número de hurtos ocurridos durante la vigencia del contrato.

Vale la pena señalar que la norma también ha ajustado el texto de estas dos últimas secciones al reemplazar la palabra “llantas” por “ruedas” y así referirse a todo el elemento “llanta/cubierta”.

La frecuencia de accidentes en la industria del automóvil no ha cesado y queda lejos el “verano” que -por las restricciones al tráfico- trajo consigo la pandemia que suministró temporalmente oxígeno al tejido técnico de la industria. Y en este marco, el robo de ruedas (llantas y llantas) es una de las cosas que más preocupa al mercado hoy en día.

Por una serie de razones que crean una “mezcla” explosiva: la escasez de repuestos en el contexto de las restricciones a la importación, el aumento del costo de los repuestos en un momento en que los precios de referencia ya no existen y la inflación parece incontrolable, el aumento de los robos “disparar” en tiempos de crisis económica, y un componente que está ganando cada vez más importancia -quizás como nunca antes- como el fraude.

Consultado por SEGUROS DIGITAL, Gustavo Trías, Director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Empresas de Seguros (AACS), diagnostica la situación y advierte que “el robo de bicicletas sigue aumentando en Argentina, básicamente en cantidades limitadas en las grandes ciudades. , donde CABA, AMBA, Córdoba, Mendoza, Tucumán y Rosario concentran prácticamente el 90%”.

Resulta que este incremento se ha producido hasta un nivel de casi 270.000 ruedas al año, “lo que supone una gran lacra para todas las actividades aseguradoras que repercute directamente en el precio del seguro”.

Y lo que a su vez preocupa al mercado es que el nivel de fraude provocado por este tipo de eventos se ha incrementado y alcanzado un nivel muy relevante. Los cálculos de AACS hablan por sí mismos. “Cuando consideramos que prácticamente el 10% de las denuncias reportadas son retiradas o denegadas en base a evidencias de intentos de fraude, entendemos que con un análisis más detallado podríamos afirmar sin mucha posibilidad de error que el 30% de las denuncias tienen un componente malicioso con el objetivo de generar una tarifa irrazonable de la comunidad de seguros. Así, con un simple cálculo, podemos decir que el año pasado se descubrieron cerca de $2.000 millones en intentos de fraude”, advierte Trías.

Además de este problema, el otro gran problema que estamos experimentando es el relacionado con la dificultad de conseguir repuestos, incluyendo llantas y neumáticos, lo que “crea una espiral de precios que supera con creces la evolución del IPC”.

Coincide Julián García, director ejecutivo de las Aseguradoras del Interior de la República Argentina (ADIRA), única cámara del sector radicada en el interior del país donde el problema tiene las mismas especias. “El robo de llantas atraviesa la llamada “tormenta perfecta”, debido a la situación en cuanto a inseguridad, falta de repuestos en el mercado, especialmente de llantas, y costos cada vez más altos en un contexto inflacionario, lo que en consecuencia, amplifica el fraude. situaciones de autorobo muy presentes”, afirma, y ​​explica que la escasez y la escalada de precios de los repuestos allanan el camino para este tipo de actividad delictiva.

Desde la Asociación de Aseguradores Argentinos van más allá y aseguran que todo esto tiene que ver con las fuertes distorsiones generales que vive nuestro país. “Vivimos en una situación de anomia general, ya que la población advierte que, por un lado, son las máximas autoridades quienes, en lugar de un comportamiento ejemplar, tienen privilegios obscenos y no siguen las reglas, y por otro lado, la no se aplicarán las sanciones previstas en la ley, salvo casos excepcionales”, advierte Eduardo Felizia, presidente de ADEAA.

A su juicio, “nuestra actividad se ve afectada por este colapso moral, ético y económico”. Por eso, enfatiza: “La inseguridad es la segunda mayor preocupación de los argentinos, provocada por diversas razones, entre ellas la pobreza, la falta de trabajo y de perspectivas, la débil actuación de las fuerzas de seguridad, un sesgo proteccionista por parte del Poder Judicial y, sobre todo, , la falta de una decisión política para hacerle frente a plantear un problema”. Este escenario explica por qué la estafa ha empeorado.

EL ESTÁNDAR DEL SSN COMO “PALIATIVO”

Bajo este diagnóstico y a pedido de las cámaras del sector, la SSN ha desarrollado nuevas alternativas de seguros que ayuden a “mitigar los efectos negativos de la distorsión de daños relacionados con el hurto o hurto de ruedas”, al tiempo que implican la adopción de una “póliza penal”. medidas de disuasión y prevención coherente del fraude de seguros”.

Así se explica en los fundamentos de la flamante resolución SSN 542/2022, que define tres nuevas cláusulas adicionales para la cobertura de las ruedas: canje limitado por el número máximo de ruedas, por el número máximo de eventos o por el número máximo de Ruedas y eventos. Anteriormente había dos cláusulas válidas para la cobertura: la cláusula de reposición ilimitada.

Las tres asociaciones consultadas plantearon esta cuestión. Al respecto, Gustavo Trías explica que “el trabajo dentro de la Comisión Automotriz de la AACS genera constantemente informes y discusiones que tratan de analizar todo tipo de situaciones del sector con la idea de generar nuevas propuestas de cambios para mejorar la calidad de los productos y los resultados”.

Y en este caso concreto, aclara, “estas cláusulas exigidas pretenden poder hacer diferenciaciones en los productos comercializados, que sobre todo benefician a los asegurados, que, al tener mayor cuidado en proteger su patrimonio, quedan no tan expuestos a este flagelo. A su juicio, esta diferenciación de los productos “conduce a unos costes más atractivos para quienes toman más precauciones a la hora de proteger sus activos”.

En el ámbito interno, Julián García señala que la solicitud a la SSN se basó en un trabajo realizado en las mesas de participación de la organización, lo que generó una serie de inquietudes, entre ellas las cláusulas de canje de ruedas destinadas a limitar su alcance.

“Desde ADIRA creemos que tenemos que dar un paso más y establecer la exclusión del robo de ruedas y convertirlo en una cláusula especial. De lo contrario, no atacamos este flagelo, que hoy en día implica costos operativos muy importantes para las compañías de seguros, especialmente en las grandes concentraciones urbanas. Saludamos esta acción de la SSN, pero debemos ir más allá y tratar de abordar el problema de fondo y eliminar el robo de ruedas en los seguros de automóviles”, subraya.

Para Eduardo Felizia, “la SSN ofrece al mercado la posibilidad de utilizar cláusulas limitadas de reposición de ruedas para paliar esta realidad: por número de ruedas, por evento o por mix”. Al igual que sus compañeros, lo ve como “un paliativo y no resuelve la situación”.

Y traza un paralelismo: “En lo que se refiere a la cobertura por robo de rueda de repuesto de los vehículos asegurados, la situación es similar a la de hace mucho tiempo con los dispositivos de reproducción de audio (estéreo), cuyo seguro fue -sabiamente- rescindido por preaviso. , el NSS”.

“Empresas, cámaras, PAS y el organismo de control deben trabajar juntos y defender con decisión la actividad aseguradora, que es fundamental para el desarrollo de nuestro país”, concluye el titular de ADEAA, con una visión más amplia de las necesidades del mercado a medio y largo término.

Leave a Reply

Your email address will not be published.