close
close

El viaje maya – Miller y Desplechin, según los demás

opinión

Leonardo García Tsao

Uno de los títulos más esperados en Cannes, al menos de este autor, fue Tres mil años de añoranza ( Tres mil años de espera), la reciente realización del australiano George Miller, conocido por su creación de la franquicia de máximo loco. Proyectada fuera de competición, la película trata sobre una narradora (la omnipresente Tilda Swinton) que viaja por Turquía y descubre un genio (Idris Elba) en una botella que le ofrece cumplir tres deseos a cambio de que cumpla su libertad.

Por supuesto que no es un Hacer nuevo fuera de Aladino sino una reflexión sobre la necesidad de contar historias, como señalan los críticos, ya que el genio de la mujer cuenta tres historias de su pasado para convencerla de sus buenas intenciones. Sin embargo, no hay una opinión unánime. Hay quienes alaban su osadía temática, pues como escribe Peter Debruge de la publicación diversidad“… el mayor logro de la película es capturar nuestra imaginación y detenerla durante casi dos horas, desafiándonos a anticipar lo que sigue”.

En cambio, Tim Grierson de la publicación. Pantalla señala que “Aunque Miller se reunió con los magos técnicos que dieron forma a Fury Road, estas secuencias (la recuerdos) parecen más tediosos que virtuosos. Próximo, Tres mil años…comienza a repetirse, con Idris Elba y Tilda Swinton regresando a su habitación de hotel de vez en cuando, recapitulando cada vez las consecuencias de su último recuerdo.

Mientras que el primer competidor francés fue libre y amargo ( hermano y hermana), de Arnaud Desplechin. Cito el índice del catálogo oficial: Alice (Marion Cotillard) y Louis (Melvil Poupaud) son hermanos. Ella es actriz, él fue profesor y poeta. “Alice odió a su hermano durante más de veinte años. No se han visto en todo ese tiempo. La muerte de sus padres la pondrá cara a cara”.

Suena como un melodrama familiar interesante, ¿verdad? Pero la mayoría de los colegas también lo encontraron exagerado y nervioso. Desplechin, que tiende a exagerar y escribir guiones elaborados con personajes aleatorios, ha conseguido uno de sus trabajos menos convincentes. “Lo mejor que se puede decir sobre este drama familiar”, escribe Boyd van Hoeij El veredicto de la película, “es que hay mucho espacio para que Cotillard y Poupaud parezcan exagerados mientras gritan o lloran en prácticamente todas las escenas. (…) En general, es un buen paquete sobre personas malvadas que son difíciles de entender”.

Para el martes 23 y miércoles 24 se ha anunciado un encuentro con realizadores con motivo del 75 aniversario del festival para responder a la inquietante pregunta: ¿qué significa ser cineasta hoy? Aunque aún no se ha anunciado la lista de asistentes, se rumorea que Guillermo del Toro estará entre los asistentes. De ser cierto, por lo menos habrá alguien con conocimiento hablando en nombre del cine nacional.

Como me acaban de hacer la prueba de antígenos y ha dado negativo, eso quiere decir que a partir de mañana empezaré mi cobertura presencial de las películas de la programación de Cannes que aún están recuperables.

Gorjeo: @walyder

Edición: Ana Ordaz

Leave a Reply

Your email address will not be published.