close
close

El reto del liderazgo moderno

Admitir tus debilidades es una forma de ganar confianza

Admitir tus debilidades es una forma de ganar confianza – Créditos: @shutterstock

Que administración basado en la confianza (confianza en el liderazgo) es esencial en tiempos de cambio y disrupción, particularmente cuando se implementan modalidades de trabajo híbridas, ya que brindan la agilidad e integridad que permiten el flujo de tareas.

Las culturas empresariales, sociales y políticas se forjan a partir de la confianza. “Este siempre ha sido uno de los valores de liderazgo más importantes. En la antigüedad, miles y miles de personas seguían a un líder porque, entre otras cosas, creían en él”, dice Bárbara Toth, directora general de Grupo Fesa.

Para Warren Bennis, Portavoz de la administración moderno, es el lubricante para que cualquier grupo u organización funcione de manera más eficiente. Ninguna empresa puede concentrarse y alcanzar sus objetivos si no cuenta con la confianza de sus integrantes. Según una encuesta de PwC, hasta el 55 % de los directores ejecutivos ven su escasez como una amenaza para el crecimiento. Por lo tanto, la confianza es, en última instancia, más importante que el poder y la jerarquía para hacer que una organización funcione. Este principio muy simple es el pilar de confianza en el liderazgo.

en su libro Factor de confianza: la ciencia de crear organizaciones de alto rendimiento, Paul Zak destaca que las organizaciones con altos niveles de confianza aumentan la satisfacción laboral en un 60 %, la productividad en un 50 % y la cohesión del equipo en un 60 %. “Es un trabajo continuo y diario. Cuando el líder falla, la confianza disminuye y hay que reconstruirla”, agrega Héctor Dama, Decano de la Facultad de Economía de la Universidad de El Salvador (USAL).

confianza y desconfianza

“Algunas personas son naturalmente más confiadas y, a menudo, solo proyectan su personalidad en la otra persona. Otros son más desconfiados y tardan más en verificar que el otro es confiable”, explica Toth. Por lo general, el jefe siente que su equipo necesita ganarse su confianza. “Pero él siempre crea el clima y los contextos en los que se desarrolla la actividad. Ella es responsable de todo lo que sucede en su jurisdicción”, dice el decano de la escuela de negocios de la USAL.

Un artículo en Harvard Business Review señala tres elementos de comportamiento para construir esta relación: la capacidad de crear y mantener relaciones de equipo positivas y recíprocas; la exhibición de habilidad y juicio; y el coherencia en palabra y obra.

“Los gerentes están constantemente bajo vigilancia. Cuando un jefe dice que la reunión empieza a una hora determinada y siempre llega tarde, parece que dice una cosa y hace la otra. La comunicación no es sólo verbal. La gente mira mucho. Y eso se queda en su subconsciente”, dijo Bárbara Toth.

El efecto de la distancia

Sin duda, la pandemia ha cambiado la forma en que trabajamos. Esto implicó un mayor esfuerzo por parte de los líderes para generar confianza con su equipo de forma remota. Para lograrlo, tuvieron que recurrir al más que nunca honestidada un lenguaje y un comportamiento sencillos.

“Siempre trato de ser el mejor transparente posible con mi gente; especialmente cuando se trata de establecer metas. Esta posición me ayuda a darles casi todo para llegar a ellos”, dice Maximiliano Sobotowicz, Fundador y CEO de Retail Mania Group.

La consistencia también es importante para construir y mantener la confianza. Esto debe reflejarse tanto como sea posible en las instrucciones, mensajes y tono de comunicación. “Espero que si algún día no cumplo con los requisitos que nos hemos fijado en la empresa, mi equipo me lo indique”, dijo Sobotowicz.

Si informa cambios o problemas inciertos, el coherenciaunido a la transparencia, es un antídoto contra la desconfianza.

Otro factor importante es Preocúpate por cada LED. Todo el mundo es conocido por hacer el negocio. Por eso es importante que los líderes se reconozcan a sí mismos y a las personas que lideran como seres humanos.

Esta práctica incluye tanto la autoconocimiento como el enfoque. Además, muestra a los integrantes de la empresa que la organización los apoya y respalda. Así se forman buenos lazos, que son muy útiles en momentos difíciles. Un claro ejemplo de ello fue la cantidad de grupos de trabajo que han enfrentado con éxito la pandemia. Muchos incluso mejoraron su productividad.

Aunque los líderes confiables escuchan más de lo que hablan, tengo que abrir mensaje de vuelta. También es bueno, siempre que sea posible, involucrar a otros en la toma de decisiones y procesos de cambio.

Al mismo tiempo, prepárate Admitir tus debilidades es otra forma de ganar confianza. Señalar debilidades y errores crea cercanía. Cuanto más empático seas, más probable es que confíen en ti.

Finalmente, la competencia sigue siendo importante: recuerde, las personas no confiarán en un gerente que no esté bien versado en los aspectos técnicos cotidianos del trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.