close
close

Declarar los riesgos y pagar a tiempo son los puntos necesarios para contratar un seguro

Es claro que el seguro funciona como un contrato a través del cual se puede obtener una compensación a cambio de dinero en caso de un evento adverso imprevisto. Pero contrariamente a lo que muchos creen, el contrato diseñado para proteger a una persona específica también conlleva otras obligaciones para el asegurado.

De esta forma, la responsabilidad es compartida y tanto el tomador del seguro como la compañía aseguradora deben procurar que se cumpla sin los mayores contratiempos posibles. Según la Asociación de Aseguradores de Colombias (fase fría)Existen cuatro elementos esenciales para la ejecución de un contrato de seguro y que si no se cumplen íntegramente no producirían efecto, a saber: el interés asegurable, el riesgo asegurable, la prima o precio del seguro y la obligación contingente del asegurador.

En el caso específico de las obligaciones del asegurado, primero debe aclararse el riesgo asegurable, es decir, el hecho incierto y medible que se quiere asegurar y que debe estar asociado a la probabilidad de ocurrencia y probabilidad de ocurrencia – esto no depende de la voluntad del asegurado.

Acreditado este hecho, toda persona que desee contratar un seguro deberá, en primer lugar, explicar honestamente el estado real del riesgo, teniendo presente que en caso de falta o inexactitud de los datos, el contrato de seguro puede ser declarado nulo; segundo, mantener el estado de riesgo; tercero, cumplir con las garantías definidas, cuarto, pagar la prima adecuada y, por último, pero no menos importante, notificar a la aseguradora si tiene más de una póliza que lo cubre contra el mismo riesgo.

Y en caso de ocurrencia del riesgo, el asegurado debe denunciar el daño a la compañía aseguradora, evitar que se propague, probar al asegurador la ocurrencia del daño y la cuantía del daño que causó.

También debe tenerse en cuenta que en caso de incumplimiento de alguna de las obligaciones, la ley prevé sanciones que pueden significar la pérdida del derecho a la indemnización.

Otros términos a destacar: ¿Qué es un reclamo?
Según Fasecolda, esta es la realización del riesgo asegurado. Es el momento en que se produce el riesgo que provocará un daño a las personas oa nuestros bienes. Si el riesgo está asegurado, la compañía aseguradora paga la indemnización correspondiente.

Finalmente, no se puede ignorar que el sector asegurador en Colombia tiene comportamientos positivos. En el primer semestre del año, el sector gastó $19.790 millones en primas, un aumento de más de 20% respecto a igual período de 2021, según el último informe de la Asociación de Aseguradores de Colombia (Fasecolda).

La industria gestiona así casi la mitad de lo previsto para el conjunto del año. “A fines de 2022 superaríamos el nivel histórico de $40 mil millones. Eso es un crecimiento nominal del 20%; y un 11% en términos reales”, dijo el presidente de Fasecolda, Miguel Gómez, en un interior con LR.

Leave a Reply

Your email address will not be published.