close
close

De Francescoli a Luis Aragonés, nombres propios en la vida de Diego Alonso

Este contenido fue publicado el 24 de mayo de 2022 – 11:59 a. m.

Montevideo, 24 may (EFE).- Desde Enzo Francescoli hasta Luis Aragonés, la vida del exjugador y actual técnico del fútbol uruguayo Diego Alonso está plagada de nombres que tienen un significado especial para él y de los que guarda algunos recuerdos.

Como muchos hinchas y futbolistas uruguayos, el referente del exjugador argentino Gimnasia y Esgrima de La Plata o del español Valencia y Atlético de Madrid es Enzo Francescoli.

“El jugador que siempre me gustó de niño fue Enzo Francescoli, era el jugador que más me llamaba la atención cuando era joven”, dice el entrenador de Celeste del “Príncipe”, uno de los futbolistas más nobles de Uruguay y con carácter del River Plate argentino. con el que ganó una Copa Libertadores en 1996.

Alonso cuenta en una entrevista con Agencia EFE en el Complejo Celeste, instalación deportiva donde trabaja la selección uruguaya en las afueras de Montevideo, que vivió el momento único “cuando recibió un premio en su nombre”.

El técnico explicó la “satisfacción” con la que representó a su ídolo en México con motivo del ingreso de Francescoli al Salón de la Fama del Fútbol en 2017 en Pachuca, ciudad donde dirigió a los Tuzos.

“Él no pudo soportarlo, e increíblemente, lo recibí en su nombre, así que fue gratificante para mí”, recuerda.

También habla con admiración y cierta emoción de quién fue su entrenador en el Atlético de Madrid, el desaparecido Luis Aragonés, quien fue el encargado de guiar a España a su segundo título europeo en 2008.

“[Él era]una persona especial para mí. Tuve la oportunidad de trabajar con él un año y fue realmente espectacular”, comenta sobre el técnico, que ascendió de segunda a primera división en la temporada 2001-2002 tras dos años en el “infierno”.

El entonces delantero fue nombrado máximo goleador de la categoría de plata del fútbol español con 39 goles en 22 partidos.

El técnico uruguayo, que tras 20 años de fútbol dirigió varios equipos de su país, en Paraguay, en México y en Estados Unidos, admite que aprendió “de la mayoría” de los entrenadores que tuvo con él, “por no decir de todos, pero hay cuatro o cinco que tienen cosas marcadas” en él.

A nivel local destaca Julio Ribas, quien fue su entrenador en el Bella Vista, su primer equipo profesional, y con quien ganó su primer título de Primera División, la Liga PreLibertadores, en 1998.

También pone voz a los milagros de Rafa Benítez, al que conoció en su regreso al Valencia como entrenador tras fichar por el Atlético de Madrid y al que califica de “metodológicamente brillante”. EFE

cmm/scr/og

(foto) (vídeo)

� EFE 2022. Queda expresamente prohibida la retransmisión y redistribución de todo o parte del contenido de los Servicios Efe sin el previo y expreso consentimiento de Agencia EFE SA

Leave a Reply

Your email address will not be published.