close
close

Corte Suprema absuelve a hombre de ayudar e incitar al suicidio de su amigo Noticias Legales

El Tribunal Supremo ha absuelto a un hombre acusado del delito de provocar o colaborar en el suicidio de su amigo al que pretendía beneficiar de su seguro de vida por un importe cercano a los 500.000 euros. El Alto Tribunal considera que no ha sido posible concluir que la contratación de la póliza de seguro haya sido determinada y concertada por ambos de forma que el primero acabaría con su vida al final del año y el imputado obtendría algún beneficio económico.

Amistad

Ambos se conocían de jugar voleibol y formaron una amistad tan estrecha que un póliza de seguro de vida en el cual El acusado figuraba como beneficiario con una garantía por fallecimiento de 499.000 €.

La autopsia reveló que la causa de la muerte fue uso concomitante de olanzipina y alcohol, lo que lleva a insuficiencia respiratoria agudapero en la casa no se encontró ninguna pastilla o recipiente que contuviera tal sustancia, y sólo un texto escrito a mano con colores suicidas.

Ambos habían intercambiado varios mensajes de “WhatsApp”, en los que el primero le decía que seguía pensando en suicidarse, hecho que en ocasiones había comentado en los días previos. A los pocos días del fallecimiento, el demandado envió un oficio fax a la sede de la compañía de seguros, en el que él, como beneficiario de la póliza, notificaba el fallecimiento del asegurado.

sospecha

El Tribunal Supremo confirmó la absolución y desestimó el recurso de casación de los familiares del occiso, ya que los resultados de los hechos probados reflejan los hechos ocurridos sin más y no consta que el imputado haya sido influenciado psicológicamente, para que se quitara la vida.

Como se refleja en la sentencia, llama la atención que la política se incluya entre los Exclusiones generales Suicidio en el primer año de vigencialo cual se tuvo en cuenta porque se dejó transcurrir más de un año para decidir el momento del suicidio, pero no se pudo concluir que la celebración de la póliza de seguro hubiera sido predeterminada y concertada por ambos, de modo que transcurrido el año que se terminó la vida y el acusado obtuvo una ventaja económica.

señal

El hecho de que el causante compareciera voluntariamente y solo para acudir a la agencia, tanto en el momento de la firma como en las demás ocasiones en que se le requería la prueba, unido a que se intentó ampliar el plazo de gracia de un año en el evento de suicidio eliminar , ella revela Amenaza suicida que ocurre antes del final de este período. Lo cual, según los jueces, desplaza parcialmente la tesis de que se trató de una maniobra del acusado, quien no podía tener certeza alguna sobre el momento en que su amigo tomaría su decisión.

La Corte destaca que el hecho de que Exigir el pago inmediato de daños también está fuera de discusión.ya que era perfectamente evidente que pudo conocer de su existencia y de su condición de beneficiario porque el causante le habría informado de ellos, pero ello no determina la existencia de una presunción de culpabilidad de haber intervenido directamente en la muerte.

examenes

La investigación policial exploró inicialmente la idea de la implicación directa del imputado en el suicidio, pero esta línea de investigación pronto se abandonó cuando el perito calígrafo supo de la nota suicida, quien determinó que la fallecida la había escrito sin la implicación de un tercero. persona. Los policías que intervienen en la inspección visual señalan que la muerte por suicidio fue provocada por el consumo de drogas cuando se encontró el cuerpo. Si bien la investigación prosiguió luego de conocerse la existencia del seguro de vida y el informe enumera doce indicios de que el imputado pudo haber influido en lo sucedido, los indicios fueron examinados detenidamente por el tribunal y sobre los cuales no hay suficiente conclusión de suficiencia para emitiendo una sanción.

El Tribunal Supremo señala que la imposición de la sentencia solicitada por el acusador particular sólo puede resultar de una conclusión inequívoca del juez o tribunal y en este caso no es más que simple intuiciones valorativas sobre la influencia psicológica del acusado en el difunto, pero sin mayor verificación o evidencia concluyente.

coincidencias

Los jueces consideran imposible una condena, por lo que podría hablarse de una serie coincidencia de circunstancias, suposiciones o sospechas que pudieran comprender la participación del imputado en los hechos. E insiste la Sala en que la prueba decisiva de una condena debe tener una entidad calificadora de mayor importancia, y no debe confundirse que una suma de coincidencias o sospechas puede llevar a que se dicte una condena, socavando así la presunción de inocencia por la coincidencia. de referencias que no están legalmente consideradas como tales.

En definitiva, el Alto Tribunal considera que, a falta de prueba de que nadie interfirió directa o indirectamente en la decisión de quitarle la vida, sólo cabe la absolución

Leave a Reply

Your email address will not be published.