close
close

COAG afirma que el seguro agrario es ahora más necesario que nunca

Sequía. Olas de calor. Kalima. plagas Temperaturas insoportables para cualquier ser vivo… Pueden parecer fenómenos aislados, pero no lo son. Todos están interconectados y se agrupan bajo el término “cambio climático”, cuya fama actual no desmiente ni su veracidad ni sus efectos perniciosos. Por ello, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Andalucía -COAG- quiere destacar que el seguro agrario es ahora más necesario que nunca.

En este sentido, Antonio Moreno, responsable de seguros agrarios de COAG Andalucía, afirmó que “los seguros agrarios para los agricultores son una herramienta clave en la lucha contra el cambio climático”.

Y se reparten las cartas. Según el estudio informativo de COAG, “La cuenta regresiva está en marcha. Impacto del cambio climático en la agricultura española” (autor: Pablo Resco, Jefe del Departamento de Riesgos Agrarios del COAG), las consecuencias del mal tiempo para el sector agrícola ya son fatales y pueden suponer pérdidas de valor de hasta el 6% de producción.

Respecto a esta previsión de pérdidas, Antonio Moreno se refiere al incremento de 60 millones de euros contenido en el Real Decreto-ley 11/2022, aprobado el pasado 25 de junio por el Consejo de Ministros Extraordinario. “Este tipo de medidas, si bien son importantes, dadas las circunstancias actuales, son solo un pequeño amortiguador del impacto de los costes de producción en el importe de las pólizas”, explica el responsable de seguros de COAG Andalucía.

Así, según Moreno, “quedan muchos retos en el seguro agrario, como adaptarse a crisis medioambientales cada vez más dañinas, revisar las condiciones de siniestralidad asociadas y sus penalizaciones, o conseguir que no se penalicen los rendimientos”.

Tal y como muestra el estudio publicado por COAG, el cambio climático está aumentando la intensidad y frecuencia de fenómenos negativos, como las granizadas, que se producen antes de lo esperado y con mayor severidad, o las sequías, cuya frecuencia e intensidad son ahora mucho más antiguas.

Además, y como continuación del estudio anterior, la sensibilidad de los patógenos y varias plagas a los factores climáticos podría causar la aparición e intensidad de algunas enfermedades o plagas dañinas en los cultivos, especialmente en áreas más húmedas y templadas. “Por ejemplo, según el autor del estudio, el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos podría aumentar la susceptibilidad a las enfermedades; o en zonas de clima más cálido como el Mediterráneo, favorecer el establecimiento de especies exóticas invasoras o nuevas plagas y enfermedades”.

“La responsabilidad del aumento de accidentes por el cambio climático no es del agricultor, por lo que no se puede reducir la capacidad de producción, sobre todo si no se igualan los subsidios entre principal y complementario. Ambos planteamientos hay que resolverlos”, asegura el responsable de seguros de COAG Andalucía.

Para esta organización agraria, la necesidad de priorizar al agricultor y ganadero profesional en la distribución de subvenciones y la próxima creación de seguros contra grandes catástrofes con franquicias muy bajas son otros dos factores gracias a los cuales el diseño de un seguro agrario eficaz y solvente basado en el contexto agrícola actual y que lograron llegar a cada una de las fincas y explotaciones ganaderas.

“La importancia del seguro agrícola es fundamental para el entorno agrícola y ganadero actual. En COAG tenemos el compromiso de generalizarlo, pero para que llegue a todos por igual hay que trabajar en adaptar las condiciones que marquen las instituciones hasta conseguir una adaptación real a las necesidades del sector”, concluye Moreno tras hablar de lo que ha informado el Gobierno. las medidas requeridas.

El cambio climático es el mayor desafío al que nos enfrentamos a nivel mundial. Y según datos difundidos en los últimos meses, el impacto afectará especialmente a la cuenca mediterránea y podría suponer una caída del PIB nacional superior al 7%.

**Descarga estudio completo http://www.coag.org/download-doc/403388

La tasa de accidentes más alta en la industria desde 2017

Según el Informe de Siniestralidad de Agroseguro, en el primer semestre de 2022 se registró una mayor siniestralidad respecto a años anteriores, con una indemnización estimada en 514,67 millones de euros, la más alta en seguros agrarios. Este resultado es un 12% más que entre enero y junio de 2021 (458 millones) y un 25% más que 2020 (353 millones). Esto confirma una vez más el aumento de eventos climáticos cada vez más adversos y severos durante la última década, y particularmente desde 2017, que han resultado en índices de accidentes por encima del balance en cinco de los últimos seis años.

En Andalucía, el seguro agrario combinado apoyado a través de ENESA se complementa e impulsa con nuevas pautas para su promoción en la comunidad. Estas políticas establecen una fórmula de participación público-privada encaminada a salvaguardar los ingresos de los agricultores y ganaderos frente a los daños que los factores naturales pueden ocasionar a la producción, principalmente las adversidades climáticas, los virus en la producción hortícola y las enfermedades o accidentes en los animales. También cubren los daños causados ​​a las instalaciones por tormentas severas.

El régimen de seguros agrarios combinados es una herramienta eficaz para que los agricultores y ganaderos aseguren la renta de la explotación frente a adversidades climáticas y enfermedades o accidentes animales, que en algunos casos pueden provocar daños con pérdidas económicas de proporciones catastróficas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.