close
close

Atlético Paranaense – Estudiantes: El VAR salvó dos veces a León que marcó el 0-0 que deben celebrar

Un ballet entre Fernando Zuqui y Fernandinho, el ícono que ha vuelto a Brasil

Un ballet entre Fernando Zuqui y Fernandinho, el ícono que ha regresado a Brasil – Créditos: @Heuler Andrey

Estudiantes de La Plata marcó un digno empate sin goles ante Atlético Paranaense en Brasil. Yendo de mayor a menor, el conjunto platense contó con un aliado estrella: el VAR. La tecnología le permitió evitar un penalti cuando el balón golpeó el brazo de Godoy en la primera mitad, y tampoco concedió ningún gol debido a una posición adelantada al principio de la acción. La revancha tendrá lugar el próximo jueves a las 21:30 horas en La Plata.

A toda velocidad, los primeros 15 minutos mostraron el ímpetu de Paranaense frente a la disciplina táctica de Estudiantes. Manuel Castro tuvo una situación clara, con un disparo muy potente que se fue a escasos centímetros del poste. Una multitud miraba el partido con gran expectación. A diferencia de otros gigantes como el Flamengo, el Palmeiras o el Corinthians, esta humilde selección brasileña ha crecido de forma sostenida en los últimos años y está metida de lleno en la competición internacional.

Emmanuel Más controla el balón en la línea de fondo del equipo de La Plata

Emmanuel Más controla el balón en la línea de fondo del equipo de La Plata – Créditos: @Heuler Andrey

El doble cinco, formado por Zuqui y Jorge Rodríguez, es una decisión clave en la composición del equipo de Ricardo Zielinski. Con más juego uno, con más estrategia el otro, representan los pulmones del león que ataca con parsimonia, olfateando los huecos que le ofrece la Paranaense, en su camino de ataque casi permanente. Rogel, otro número 5, juega en la última fila. Un cabezazo de Lollo casi pone el 1-0: el córner de Zuqui es perfecto y Bento manda el balón a córner.

Fernandinho, figura del Manchester City, referente en Europa durante muchos años, volvió a Brasil a los 37 años al final de su carrera. Sin embargo, el fútbol sudamericano es todo un reto, no es fácil ni para los más altos. Luis Suárez fue suplente en Nacional, Arturo Vidal en Flamengo. El centrocampista fue amonestado en el primer cuarto de hora por falta de tiempo y distancia. De todos modos, es la brújula del equipo local.

Una mano de Godoy en el área, tras un lanzamiento de Cuello, determinó el penal sancionado por Jesús Valenzuela de Venezuela. Inmediatamente fue llamado por el VAR. Y la decisión cambió. Cuando se repitieron las imágenes, se notó que el defensor solo intentaba sacar el brazo, pero la pelota rebotó de todos modos. Otra polémica en el uso de la tecnología.

Al rato salvó Andújar Estudiantes, tirándose al poste izquierdo y evitando abrir la portería tras un preciso lanzamiento de falta de Khellven. La selección argentina le negó plazas a la escuadra brasileña, cuya evolución se fue diluyendo con el paso de los minutos. El comando fue lo mejor de León, concretando una idea táctica, un quiebre imprescindible que complicó, atrevió y confundió al Paranaense.

Batallas aéreas entre Más y Fernandinho

Pelea en el aire entre Más y Fernandinho – Créditos: @Fotobaires

En la recta final, el Paranaense perseveró con más brío que ideas, mientras que Estudiantes mantuvo su rígido plan, ayudado por un inspirado Pablo Piatti, manejando los tiempos con criterio y sentido de la situación. Cada vez que sabía cómo, el león atravesaba las bandas con dureza mental. El equipo argentino achicó tanto el espacio al brasileño que solo sufrió algunos tiros lejanos sin poder intervenir hábilmente entre los defensas platenses.

En los últimos minutos, Paranaense insistió cada vez mejor. Estudiantes se rezagó peligrosamente pero nunca se sintió incómodo en su zona de confort. Con balones, centros y remates lejanos, el equipo de Felipao con alma y vida buscó lo que merecía un poco más en esta etapa de desarrollo. Un precio por la perseverancia, por el peligro. Thiago Heleno abrió el marcador con un cabezazo a diez minutos del final. Pero… de nuevo el VAR llamó la atención. Una posición adelantada en la acción anterior cambió la decisión: los estudiantes fueron nuevamente salvados por la tecnología. Y así hasta el final.

Leave a Reply

Your email address will not be published.